¿Por qué mi perro no come?: Todo lo que necesitas saber

Por qué mi perro no come

Cuando un perro deja de comer lo mejor es prestar atención, los perros por lo general son animales que gustan de comer en exceso por razones que están directamente relacionadas al instinto, el apetito voraz se fundamenta porque en la naturaleza conseguir alimento es una tarea difícil que no tiene éxito garantizado, por ello es normal que un perro si consigue comida tratará de comer todo lo q pueda.

Lo mejor que puedes hacer es justamente lo que ya estás haciendo, investigar acerca de las razones por las cuales tu perro puede estar perdiendo el apetito, esto puede ser por falta de interés en el tipo de comida que le estás dando o por problemas de salud, en cualquiera de los casos debes tomar medidas de inmediato sin perder tiempo, un perro que no come puede perder su salud muy pero muy rápido.

¿Por qué mi perro no come?

La pérdida de apetito en un perro es realmente grave sin importar cuál sea la razón, esto puede ser algo que ocurre de manera lenta y progresiva desde hace algún tiempo o puede ser una situación que se da de un día para otro, entender esto te ayudará a tener un diagnostico que se incline a la pérdida del hambre por aburrimiento hacia la comida o un problema de salud más grave.

El aburrimiento hacia la comida pasa por simple falta de estímulo hacia la misma, todas las marcas de comida para perro pueden ser muy buenas a nivel alimenticio, pero estas comidas no son muy parecidas a la cacería que un perro podría cazar en la naturaleza y ni hablar de lo variado que esta podría ser.

Comer lo mismo todos los días es una tortura, ahora imagina no poder decir nada, el único que recurso que tiene el perro para decir que no le gusta es dejar de comer lo que le estas dando.

Por otro lado detectar algún problema de salud que este ocasionando la falta de apetito de tu amigo es un poco más difícil y arriesgado, en este caso la anorexia puede estar siendo causada por problemas del riñón, aparato digestivo obstruido, problemas en la dentadura con sarro o dolores de encías y hasta la depresión puede ser un factor que influya en la pérdida de hambre de tu perro, en todo caso no dudes en acudir rápidamente a tu veterinario de confianza para que te ayude con un buen diagnóstico.

¿Cuál es el alimento correcto?

Las necesidades que un perro puede tener para su alimentación pueden variar mucho a lo largo de su vida, es por eso que lo que come un perro adulto no será igual de beneficioso para un cachorro.

Escoger el alimento para tu perro es muy fácil, todos los piensos tiene etiquetas y guías nutricionales que indican la edad para la cual están indicados, te toca a ti verificar muy bien esta información y tomar las acciones correspondientes al caso.

Estos alimentos pueden variar mucho en la calidad dependiendo de la marca, no es para defender o promocionar alguna marca en especial, esto básicamente lo sabrá hacer tu propio perro al rechazar o adorar algún alimento entre los muchos que puedes conseguir en el mercado.

Seguro habrás escuchado el término orgánico, pues es algo que va más allá que una moda y es la mejor opción para alimentar a tu perro, claro que para asegurarse de que una comida sea orgánica de verdad tendrás que hacerla por tu misma cuenta con los mejores ingredientes y así evitar los alimentos procesados con recetas que puedes pedirle a un nutricionista especializado en alimentación animal.

Haz que la comida sea más interesante

Durante miles de generaciones los perros han sido cazadores por excelencia con una aptitud de depredadores natos, incluso después de su domesticación estos animales nos han servido de ayuda para salir a buscar nuestro alimento pasando por aventuras y dificultades, ahora la emoción solo radica en destapar una bolsa y comer de un tazón.

No es necesario que salgas con tu perro a buscar presas en la jungla, existen interesantes dispositivos que sirven para dispensar la comida y estimulan la mente del can a la hora de alimentarse, un ejemplo de ello son los comederos puzle.

Aunque no lo creas, evitar el aburrimiento en tu perro puede salvarlo de trastornos alimenticios como la coprofagia, obesidad o en este caso la anorexia.

También puedes hacer pequeños cambios en la dieta del animal mediante una que otra modificación como humedecer las croquetas con agua caliente para despertar el olor y hacer mucho más apetecible la comida de tu amigo.

Si tienes un perro y compras un saco de 40 kilos con la intensión de hacer menos compras, detente a pensar que tu perro estará comiendo de esa misma bolsa durante mucho tiempo, lo cual no es recomendable porque el alimento pierde propiedades alimenticias y por supuesto no sabrá bien.

Debes tomar en cuenta que una vez que destapas la bolsa del pienso debes tratar de sellar el empaque lo mejor que puedas, de este modo evitas que entre la humedad y cambie el sabor del alimento.

Para cambiar un poco la rutina no está demás que de vez en cuando le des la comida en tus manos, los perros son animales muy sociales y esto hace que se interese más por el alimento solo por el hecho de compartir ese momento contigo.

Una opción muy utilizada es modificar un poco la comida añadiendo otros ingredientes al pienso, uno de ellos puede ser un poco de pollo o carne en incluso huevos, esto lo puedes aplicar una o dos veces por semana. De esta manera eliminas un poco la ansiedad derivada de comer lo mismo todos los días y lo ayudas a obtener serotonina, un neurotransmisor que lo hace más feliz.

Truco del yogurt

El yogurt es un alimento rico en proteínas y bacterias beneficiosas para el organismo de tu perro, este sirve para mejorar la digestión de tu amigo y ayuda a que recupere su apetito.

Sólo debes agregar una cucharada de yogurt natural sin colorantes ni aditivos al pienso, mezclar muy bien y servir la ración acostumbrada.

 Este lácteo ayuda a mejorar el sistema intestinal del animal incentivando la flora bacteriana necesaria para la buena salud de tu perro.

Por otro lado evita la costumbre de darle las sobras de tu comida al perro, recuerda que es muy probable que tu amigo después de comer pizza o pasta a la italiana no quiera ni tocar su pienso, esto se puede convertir en una costumbre poco saludable para el animal y poco práctica para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas recientes

Categorías

Páginas

Visitar

Entradas recientes

Categorías

Páginas